martes, 10 de febrero de 2009

Percepción del consumidor.


Aprendemos a través de los sentidos, por medio de ellos conocemos el mundo que nos rodea y creamos imágenes que después transformamos en conceptos, y que a la vez estos pueden tomar la fuerza suficiente para llegar a ser una ideología, una creencia o algo más trascendental. Es por ello la importancia de comprender el proceso de cognición a través de la sensación y la precepción.

Ahora bien, describiremos el proceso paso por paso, primeramente la Sensación es lo primero que captamos a través de uno o más de los sentidos, es la experiencia inmediata surgida de un estimulo determinado sin ninguna connotación específica (Matlin y Foley, 1996). Dicha experiencia tiene ciertas características: es cualitativa, inmediata y directa. (Schiffman, 2006).
Después de sentir con alguna parte de nuestro cuerpo, analizamos y procesamos dicha sensación en base a nuestra memoria, al juicio o a experiencias previas. Involucra la adquisición, el almacenamiento, la recuperación y el uso del conocimiento. (Mesa)
Posteriormente al reconocimiento y a la valoración rápida del estimulo, se llega a otro paso, la cognición, es decir a la generación del conocimiento y de la conciencia, la cual establece un conjunto de normas cerebrales que permiten tener advertencia y conocimiento de lo intra psíquico y lo extra psíquico. (Schiffman, 2006)
Es importante destacar que esto solo se logra a través de los sentidos que son el mecanismo de entrada de la información a nuestro cuerpo y a nuestra psique. Los órganos de los sentidos tienen características y funciones determinadas a realizar un registro del estímulo que se recibe: se sabe así que los cinco sentidos son: vista, oído, tacto, gusto y olfato. Cada uno de los cuales utiliza diversas partes del cuerpo para llevar a cabos tareas ya antes especificadas por numerosos tratados e informes en la materia, así como en la lectura de Mesa. (p. 2-3)
Todos los seres vivos deben interactuar con su entrono externo para obtener información y llevar a cabo cierta forma de intercambio de energía. Esto se logra mediante los receptores sensoriales que son estructuras anatómicas sensibles a los estímulos físicos. Son receptores el ojo, el oído, la nariz, la lengua, la piel, los músculos y el aparato vestibular.
Los agrupamientos de unidades receptoras integran órganos sensoriales de diversas estructuras y funciones, que son sensibles a distintas tomas de cambios de energía en el ambiente del organismo.
Se pueden estudiar las estructuras y mecanismos sensoreceptores de acuerdo con su función en la conducta de las especies, es decir, examinando la relación entre los requerimientos de conducta de determinada especie para sobrevivir en su particular hábitat, y su dotación sensorial. Las estructuras sensoriales también pueden adaptarse a reducciones en las experiencias funcionales del ambiente. A medida que aumenta la diversidad de exigencias funcionales, también se agudiza la necesidad de poseer una mayor sensibilidad a la energía y una capacidad para realizar discriminaciones sensoriales más finas.( Schiffman, 2006)
En base a todo lo anterior, a las generalidades básicas de la percepción y el proceso cognitivo, nos centraremos en como se puede manipular o bien trabajar en el área del Diseño y la mercadotecnia para realizar esquemas o planes de trabajo basados en un análisis de sus patrones de percepción y así obtener con mayor exactitud la respuesta deseada.

El consumidor tiene también niveles de percepción de acuerdo a sus experiencias sensoriales, las describo a continuación:


La sensación. Para mí es la unidad básica del conocimiento, el impulso que entra a través de los sentidos, ya sea solo por uno, por varios o por todos...










Umbral Absoluto. Es el estímulo al nivel más bajo que lo percibe el consumidor (Schiffman, 2006) A mi punto de vista es cuando solo entra un estimulo sin producir una reacción realmente significativa, por ejemplo cuando se observa algo de reojo o de manera muy general, sin prestar atención a los de talles.












Umbral Diferencial: Es la mínima diferencia detectable entre dos estímulos. Se trata siempre de pequeños detalles que hacen la diferencia.












Percepción subliminal: Es el estímulo enviado de una manera tal, que el consumidor no este consciente de ello. Sin embargo son captados por ciertas partes de nuestras células receptoras y enfocados correctamente son básicos en el manejo de la conducta del consumidor.




La selección perceptual, por último trata acerca de como aplicamos los niveles de percepción al cliente en base a que existen miles de estimulos que le son enviados simultanéamente. Aquí la cuestión es como lograr que dentro de todos solo logre interesarse por el nuestro. Requiere estudiar la selectividad del cliente y así lograr captar su atención y percepción en absoluto o al menos en lo que es requerido.
















Como conclusión, este tema de la sensación-percepción, particularmente me parece muy interesante, ya que las experiencias sensoriales son muy importantes. Cuando era niña estudié en una escuela Montessori, donde aprendiamos a base de estímulos y conocimiento sensorial, lo que he agradecido toda la vida. El consumidor recibe toda la información que le enviamos a traves de los sentidos, asi que debemos saber utilizar los métodos de conocimiento perceptual.






















Bibliografía: SCHIFMAN Li KANUIT, Leslie, Comportamiento del Consumidor. Pearson, México-2001

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada